Control Parental: Consejos

Consejos sobre el control parental

El control parental juega un papel fundamental a la hora de vigilar a qué contenido acceden los niños y con quien interactúan.

Hace unos días os hablábamos de cómo los más pequeños están inmersos en el mundo tecnológico desde que nacen, de hecho se les conoce como nativos digitales. Móviles, tablets, ordenadores y toda clase de dispositivos electrónicos forman parte de su rutina. Esta digitalización de los niños tiene ventajas a la hora de desenvolverse en las nuevas tecnologías pero también importantes inconvenientes. Los pequeños son muy vulnerables a ataques de todo tipo dada su ingenuidad y su exposición en estos medios.

Tipos de control parental

consejos control parental

Contenido

Un tema fundamental para vigilar la seguridad de los más peques es establecer a qué contenidos pueden acceder y a cuáles no. Para ello podemos elaborar listas blancas y negras en el navegador. El mayor inconveniente de las listas es que hay que elaborarlas en todos los navegadores que tengamos instalados y en diferentes idiomas. Además de la imposibilidad de abarcar todas las palabras (keywords)a las que no queremos que accedan. Es una primera criba que como complemento hace que el control sea más completo. Es un trabajo laborioso y poco práctico si no se acompaña de más acciones.

Redes Sociales

Ni que decir tiene que las redes sociales están metidas en nuestra vida diaria. Es por esta razón por la que hay que controla cómo interactúan los pequeños con ellas. El ciberbullying está a la orden del día. Muchos niños sufren acoso a través de las redes por parte de sus compañeros de cole o vecinos del barrio. Mediante el control parental se puede bloquear el acceso al Facebook, chats o Twitter.

Navegadores infantiles

Otra estupenda opción es instalar navegadores infantiles que bloquean automáticamente contenidos inapropiados y la interfaz es mucho más amable para ellos.

Monitorización

Hay numerosos programas que permiten también la monitorización de los dispositivos de los niños. Permiten saber todos los sitios webs que visitan, todo lo que se teclee en el ordenador y en algunos casos también se puede acceder a los sms y la ubicación de los móviles de los más pequeños. Esta opción choca frontalmente con los derechos de los niños a su privacidad y hay que pensar si es realmente necesario esta fiscalización de sus movimientos.

No hay que olvidar tampoco la importancia que juegan los padres en la seguridad de los más pequeños y tienen que ser conscientes que subiendo fotos de los menores a las redes sociales (sharenting) se está comprometiendo su se seguridad y está abriendo grietas por las que cualquiera puede colarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *