Cómo superar el miedo a la vuelta al cole

Fobia escolar: cómo ayudar a tu hijo a superarlo

La fobia escolar es el rechazo que experimenta un niño a volver al colegio por miedo relacionado con algún aspecto escolar, como al maestro, a sacar malas notas, a los compañeros, etc; o también, por algún proceso complicado que esté pasando en su entorno, como una separación o la enfermedad de algún familiar, que pueda estar causándole tener cierta ansiedad. En este mes de Septiembre con la vuelta al cole, los niños que sufren de esta fobia comienzan a presentar los síntomas. Para ayudarles a superar el miedo a la vuelta al cole, lo primero de todo es detectar los síntomas principales.

Síntomas de miedo a la vuelta al cole

  • Fisiológicos: Un niño que esté experimentando fobia escolar, según se acerca el momento de ir a la escuela puede empezar a tener sudoración en las manos y en el cuerpo, tensión muscular, insomnio. También pueden tener ciertas alteraciones en la alimentación, así como diarreas o vómitos.
  • Cognitivos: Tienen miedo a cualquier cosa o suceso que se relacione con el colegio, a veces son incapaces de especificar. Este miedo suele desaparecer cuando regresan del colegio y se activa al día siguiente cuando tienen que volver, por lo que es muy llamativo.
  • Comportamentales: Presenta malos comportamientos o conductas a la hora de ponerse en marcha para ir al colegio: grita, llora, etc. En clase también suele tener un comportamiento complicado que afecta a su rendimiento académico.

¿Qué hacer si crees que tu hijo tiene fobia escolar?

Lo primero de todo es llevarle al pediatra con el fin de descartar que no sea alguna que otra enfermedad o problema fisiológico. Después de ello, si los síntomas permanecen más de 6 meses, hay que llevar al niño al psicólogo. Sin embargo, también hay cosas que podemos hacer en casa para ayudarle a superar el miedo.

Cómo ayudar a superar el miedo a la vuelta al cole

  • Hablar: lo mejor de todo es que hables con tu hijo de lo que piensas que le ocurre abiertamente, que lo habléis en familia y también lo comentéis con sus profesores. Es importante que llevéis el tema con naturalidad y que la comunicación sea la mejor posible.
  • Adaptación gradual: Si tu hijo tiene fobia escolar, es mejor que acordéis con el centro que se incorpore de forma más paulatina que el resto, para que pueda ir adaptándose poco a poco. Una buena idea sería conseguir que alguien recogiese el niño en la puerta del colegio y lo llevase hasta clase, alguien con quien tenga confianza: un hermano mayor, un profesor, etc.
  • Familiaridad: si va a ir a un colegio nuevo, una buena idea sería visitar el centro antes para que vaya familiarizándose con él.
  • Recompensas: puedes establecer un sistema de recompensas. Por ejemplo, si por la mañana no hay llorado ni se ha comportado mal antes de ir al colegio, recompénsale con algo positivo. Tenemos que quedarnos en mente que siempre tiene que haber un refuerzo positivo ante uno de sus logros.
  • Actitud positiva: Que siempre escuche buenas opiniones de ir al colegio, intentemos hacer que sea algo divertido e interesante. Si no estás de acuerdo con algo del centro, evita malos comentarios delante de él.
  • Amistades: intenta potenciar sus amistades del colegio también fuera de el, organizando salidas, excursiones, etc. A veces es más fácil que se relacionen con otros niños fuera del colegio que dentro.
  • Investiga la causa del miedo: Pueden ser diferentes motivos por los que él tenga fobia escolar, es importante detectar qué es lo que lo está causando: malas notas, problemas con otros alumnos, problemas con algún profesor, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *