¿Tu hijo te interrumpe constantemente?

Consejos para evitar que tu hijo te interrumpa constantemente

Un comportamiento muy común en los niños pequeños (cuándo son más mayores parece que aprenden a controlarse más), es la interrupción constante, casi metódica, cuándo otra persona está hablando. Este comportamiento tenemos que controlarlo y evitarlo, pero debemos tener en cuenta los motivos, el por qué tu hijo interrumpe constantemente. Realmente no es hago que hagan adrede, seguramente ni se den cuenta de que están molestando.

Que el niño interrumpa muchas veces tiene que ver con su forma de ser, ya que suele ser muy común en niños impulsivos. A todo esto se une a que cuándo son muy pequeños hay partes del desarrollo del pensamiento, como la reflexión, que todavía no han desarrollado y no se dan cuenta de las consecuencias que pueden llevar ciertos actos. Como es algo que forma parte de su desarrollo natural, vamos a dejarte unos consejos para intentar corregir este comportamiento.


Consejos para evitar que tu hijo interrumpa

  • No hacerle caso: parece cruel, pero realmente cuándo te interrumpe está reclamando atención, si lo consigue, seguirá haciéndolo porque ha visto que esa estrategia es útil y no se plantea si es buena o no. Cuándo te interrumpa, dile que se espere un momento y continúa con lo que estés haciendo. De esta forma aprenderá a controlar los impulsos. Cuándo acabes, recuerda preguntarle que es lo que quería decir y escúchale con atención.
  • Mantén la calma: es muy común que el niño esté tirándote de la manga, dándote golpecitos porque lo que quiere es tu atención y hasta que no lo consiga no parará. En ese caso intenta tocarle el hombro, o cogerle de la mano para que el sea consciente de que sabes que te está llamando pero que tiene que esperar.
  • Trabajar la paciencia: tanto la nuestra como la suya. No dar las cosas inmediatamente después a que las pidas, hacerle esperar cuándo es necesario, son pequeños entrenamientos que le ayudarán a ser paciente.
  • Sé un ejemplo a seguir: si no quieres que te interrumpa, tampoco lo hagas tu y es que el ejemplo importa mucho. Una de las maneras en las que aprenden los niños es por imitación, y su modelo más cercano es el más importante, por eso debemos comportarnos como queremos que se comportase él.

Como ves, estos consejos para evitar que tu hijo interrumpa son muy sencillos y básicos pero requieren tiempo. Debemos tener paciencia y ser firmes en nuestra actuaciones, no perder los papeles y ser un ejemplo para nuestros peques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *